Pruebas físicas para opositores

Conoce los trucos y consejos que necesitas para realizar correctamente las pruebas físicas de una oposición.
21/07/2017
34 personas han visto este post 34


Uno de los exámenes para acceder a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, o bien para otras profesiones como la de bombero, es la prueba que valora las cualidades físicas. De igual modo que se necesita una exhaustiva preparación para superar el temario teórico, el entrenamiento físico debe ser preciso, planificado y con una duración extensa. No podemos pretender una gran mejora en pocas semanas de entrenamiento. Los milagros no existen, no dejes para última hora la preparación de la parte física, salvo que tengas una experiencia deportiva amplia, necesitarás varios meses para conseguir afrontar las pruebas con garantías de éxito. Y el verano no es una excusa. Ve a por tus objetivos.

 

DEDÍCALE LA IMPORTANCIA QUE SE MERECE

Si tú principal objetivo es superar la oposición, el examen físico resulta igual de importante que el resto de pruebas. Por tanto dale el valor que se merece. No dejes en manos del azar tu futuro. La mayoría de la gente que fracasa en las pruebas físicas, es debido a una preparación muy incompleta, normalmente piensan que con entrenar las dos o tres semanas previas conseguirán superar las pruebas.

 

CONTRATA A UN ENTRENADOR

Si ya has decidido que para ti la oposición es tu prioridad número 1, asesorate y deja que profesionales del deporte cualificados guíen tu camino. Si buscas tu máximo, necesitas un plan, una organización y consejos que puedan ayudarte a rendir al 100%, tanto en los entrenamientos, como el día de las pruebas.

 

LAS DOMINADAS: MENOS ES MÁS

Dentro del entrenamiento de fuerza, el principio básico para mejorar, es el de no realizar entrenamientos al fallo. Las dominadas son una prueba muy exigente, que cuando entrenamos solemos hacer todas las repeticiones hasta que no podamos más. De este modo nos fatigamos en exceso y las adaptaciones del entrenamiento no son tan rápidas como si acabásemos con más "fuelle". En próximos posts veremos cómo enfocar con profundidad este tipo de trabajo para lograr el óptimo rendimiento.

 

LA RESISTENCIA Y LA PACIENCIA

Las adaptaciones que se desarrollan en nuestro cuerpo cuando entrenamos no se producen de un día para otro. El entrenamiento requiere constancia, y una duración en el tiempo para conseguir mejorar. La prueba de carrera de 1000 metros, en el caso de la policía, tiene un componente aeróbico importante, se estima que es de al menos 50%, no basta con tener una capacidad innata como la velocidad, sino que hay que desarrollar la base de resistencia.

 

CONSTRUYENDO LOS CIMIENTOS DE LA CARRERA

Para progresar y que mejore tu rendimiento, debes introducir series, cambios de ritmo, trabajo de fuerza, etc. Pero para poder entrenar a intensidades altas, que son las que exigen las pruebas, el cuerpo debe tener una base previa para poder asimilar todo el entrenamiento específico y no lesionarnos. De igual modo que no podremos levantar 100 kilos, cuando no somos capaces ni siquiera de mover 50, no podremos correr a velocidades altas cuando no aguantamos nada a velocidades medias. Parece una perogrullada, y sin embargo muchos lo pasan por alto, pretendiendo mejorar en muy pocos días.



Opiniones

Valora el Post
Nombre
Comentarios
Sea el primero en opinar Sea el primero en opinar sobre "Pruebas físicas para opositores".

SUSCRÍBETE A JUST PODIUM

¡Y recibe ofertas, promociones y descuentos especiales en tu email gratis!

Correo electrónico

Nombre



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR